"Soy tan médico como antes"

La industria farmacéutica es una especie de melting pot profesional donde tienen cabida todo tipo de perfiles con una denominación en común: la obstinación por hacer mejor la vida de los pacientes. Es por ello que hemos querido hablar con un tipo de perfil que se aleja del que relacionamos directamente con una compañía de estas características: dos médicos, de formación y carrera, que han decidido continuar su camino en esta industria. Todo ello con un solo objetivo: saber el porqué.

Y es que cuando pensamos en medicina, tendemos a pensar que el futuro de un médico sólo está en un hospital o centro de salud pero la disciplina médica abarca multitud de campos. Y uno de ellos se encuentra en empresas farmacéuticas como Roche. Alejandro Gómez y Saioa Alonso nos cuentan en primera persona su trayectoria, el momento en que dieron el salto a Roche y cómo, día a día, siguen convencidos de que su aportación al mundo sigue radicando en hacer medicina.

Alejandro Gómez “Roche aporta calidad científica, desarrollo de nuevos productos y calidad de vida a los pacientes”

Como él mismo nos explica, Alejandro Gómez es “oncólogo. Cuando terminé la especialidad me dediqué a la investigación y lo conjugué con la medicina clínica. Estuve en el extranjero, donde completé mi training en investigación y regresé a Madrid. Buscaba algo más. Y ese algo más era la industria farmacéutica”.

En Roche, Alejandro ostenta el rol de Medical Manager. “El departamento médico está involucrado en decisiones estratégicas y lo que pretende es acercar el producto a los pacientes e ir pasando todos los procesos y pasos necesarios para que los nuevos fármacos lleguen a ellos”.

Cuestionado sobre los motivos que le llevaron a Roche, Alejandro nos explica que “siempre había querido trabajar en equipo. Cumplir objetivos de una unidad beneficia a todos. Creo que es lo más importante que tenemos en Roche”.

¿Y ha acertado? Sin duda: “Ha sido una de las mejores decisiones de mi vida, precisamente por eso, por trabajar en equipo y ser parte de una empresa puntera”.

¿Recomendarías a otro compañero médico acompañarte en Roche? “No tengo dudas. Tenemos los mejores fármacos, los mejores aliados y una cartera de productos realmente importante. Y desde Roche todo son facilidades”.

Saioa Alonso: “Es el laboratorio en el que yo quería estar”

“Yo empecé medicina porque quería ayudar a la gente a curarse. Decidí estudiar medicina y me dediqué a una especialidad que estaba más relacionada con el fármaco ya que podría contribuir y ayudar a los pacientes”.

“Estuve trabajando siete años como especialista en el hospital. Tras un tiempo en la clínica decidí dar el salto a la industria farmacéutica. Me permite desarrollarme profesionalmente en todos los ámbitos. Después de estar en un par de laboratorios más tuve la posibilidad de acabar trabajando en Roche”.

Saioa Alonso es Medical Manager. “Para mí la labor diferencial de Roche son los fármacos: cómo lo hace -desarrollando moléculas que van dirigidas a pacientes muy concretos- y el componente humano de la gente que trabaja aquí”.

“Ése es uno de los aspectos revolucionarios de Roche: trata de diseñar fármacos de forma individualizada. Esto es algo que llena de orgullo a un médico. Es una compañía con compromiso ético, social y muy enfocada a los pacientes”.

Sobre su labor concreta en el día a día, Saioa nos explica que “el punto fuerte del departamento médico donde trabajo es que es multidisciplinar en cuanto a los perfiles que convivimos aquí. Y en este contexto, los médicos aportamos el haber estado con los pacientes día a día de la mano”.

Afrontar un nuevo reto profesional es siempre un desafío que conlleva sus riesgos. Saioa, en su momento, decidió apostar por Roche por todo lo que la compañía podía ofrecerle. Queremos saber si esa decisión fue correcta y ante nuestra pregunta no duda ni un segundo: “Volvería a entrar en Roche”.

Tags: Career Blog, Spain