Roche y la RSC: en el core del negocio

spain csr corporate social responsibility

2008 es la fecha que todos los analistas coinciden en el  inicio de la crisis económica. Fue también el año en que se creó en España el CERSE, el Consejo Estatal de la Responsabilidad Social de las Empresas. Un órgano “asesor y consultivo” adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social y cuya labor se define como el “impulso y fomento de las políticas de Responsabilidad Social de las Empresas”. 

Son dos hechos, independientes entre sí, pero con una clara relación. En épocas de crisis, prescindir de la responsabilidad social no puede ser una opción, pues es cuando más necesaria es la implicación de las compañías en el conjunto de la sociedad. Por ello, Roche España tiene en desarrollo en la actualidad varios proyectos enmarcados bajo el paraguas de la RSC, que están englobados principalmente en dos grandes áreas: medio ambiente y calidad de vida.

En lo relativo a medio ambiente, el objetivo de Roche es reducir al mínimo posible el impacto de su actividad en el entorno. Por ejemplo, desde el año pasado el 100% de la electricidad que se consume proviene de energías renovables. El reflejo de esta preocupación lo encontramos en el hecho de que Roche España ha reducido las emisiones totales de CO2 por empleado en un 67% en apenas 5 años. 

Otras acciones que desarrolla Roche en materia medioambiental son tan efectivas como innovadoras. Todos los residuos peligrosos producidos en sus centros son sometidos a procesos de reciclado o valorización, no enviando ninguno a vertedero. Por ejemplo, los residuos de medicamentos y envases contaminados se utilizan como combustible en cementeras.

Y entre todo lo que se lleva a cabo, quizás el aspecto más destacado sea el traslado de sede en España que se está llevando a cabo. El objetivo no es funcional ni productivo, sino el responder a la directiva interna de la compañía que prohíbe el uso de gases fluorados. Aunque este tipo de gases son legales en la Unión Europea, se consideran perjudiciales para la capa de ozono. 

En Roche, además, la RSC es algo compartido con todos los empleados. Así, existen diversas iniciativas conjuntas en las que todos los que forman parte de la farmacéutica pueden participar en actividades como la Marcha Solidaria (para obtener fondos para niños afectados por el SIDA/VIH en Malawi y niños oncológicos y sus familias) o el sistema de donaciones que, en virtud de un acuerdo con Cruz Roja, permite que los empleados realicen aportaciones monetarias ante emergencias humanitarias.

Roche cuenta también con un programa para fomentar una vida sana. ‘Live Well’ es el nombre con el que se bautiza el plan que promueve la adopción de hábitos de vida saludables por parte de todas las personas que trabajan en Roche y que incluye actividades como yoga, nutrición o sesiones de mindfullnes. Este proyecto tiene su punto álgido en una semana anual, conocida como la semana “Live Well’ en la que estas actividades se intensifican hasta convertirse en una celebración que demuestra que encontrar el equilibrio entre la vida profesional y la plenitud personal es posible. Además, dentro de ‘Live Well’ también se incluyen acciones como el ‘Desafío Roche Spain’, mediante el cual se realizan donaciones al superar retos relacionados con la vida saludable.

Todas estas acciones son el reflejo del compromiso de Roche como empresa con su entorno: algo que nace desde el core de su negocio y que implica tanto a sus empleados como al resto de la sociedad.

Tags: Career Blog, Spain