El "making-of" de la innovación

spain

El lanzamiento de un nuevo fármaco que suple una necesidad no cubierta en una patología concreta, supone un gran hito para cualquier compañía farmacéutica, y también los es para Roche.

Habitualmente desarrollar soluciones innovadoras supone largos años de investigación y trabajo con el único objetivo de mejorar la vida de los pacientes. En el momento en que un nuevo tratamiento está al servicio de los pacientes, el éxito no pertenece a nadie en concreto, sino que es colectivo, pues es fruto de equipos multidisciplinares con un elemento en común: la obstinación por mejorar la vida de las personas.

Alrededor de 1700 personas son diagnosticadas cada año en España de Leucemia Linfática Crónica (LLC), un tipo de cáncer de sangre que provoca una producción excesiva de Linfocitos B en la médula ósea, encargados de generar los anticuerpos que controlan las infecciones. Como consecuencia, la LLC ha sido considerada hasta ahora como uno de los tipos de leucemia con peor pronóstico.

En este contexto, y contando con amplia experiencia en el campo de la hematología, Roche realizó un estudio para un subgrupo de pacientes con LLC. Los resultados obtenidos  invitan al optimismo, ya que la combinación de dos fármacos incrementó significativamente la supervivencia libre de progresión de estos pacientes. De esta forma, la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) dio su aprobación para la utilización de esta combinación de fármacos en pacientes con LLC con comorbilidades no tratados previamente. 

spain

Un hito que nos lleva a hacernos una pregunta: ¿qué supone formar parte de un proyecto de este tipo, capaz de acercar la innovación a los pacientes?

Javier Orofino es responsable de Health Economics en la Franquicia de Hemato-Piel. Forma parte de uno de los muchos equipos de Roche que ha protagonizado esta hazaña, que ha permitido que los pacientes tengan motivos para el optimismo. “Ha sido un proyecto duro, retador por las estrictas evaluaciones, pero entre todos conseguimos hacer ver a nuestros interlocutores sus enormes beneficios”, explica Javier.

La oportunidad de pertenecer a un proyecto tan ilusionante y multidisciplinar es una de las características que todos destacan. Como explica Beatriz Pérez, responsable del equipo médico de la Franquicia Hemato-Piel, “lo más importante ha sido el equipo, todos remamos en la misma dirección y nunca nos han faltado las ganas”. Las conclusiones del estudio referido, han motivado especialmente a los profesionales de Roche: “Esto solo es el principio”, asegura la doctora, quien explica que “se están llevando a cabo multitud de ensayos clínicos también en los pacientes más jóvenes para determinar si este tratamiento es capaz de mejorar la eficacia de los quimioterápicos clásicos y además disminuir las toxicidades”, algo que sin duda sería “el tratamiento ideal para cualquier tipo de paciente”. 

“¿Somos conscientes de lo que supone tener el doble de tiempo para sentirnos bien en nuestras vidas?”, se pregunta María de Vicente, Product Manager de la Franquicia Hemato-Piel. Para un paciente con LLC, “una enfermedad crónica” como recuerda María, los beneficios de este fármaco se traducen directamente en calidad de vida. “Imaginad lo que supone para una persona con LLC estar mucho más tiempo sin sentirse enfermo, sin sentir que tendrá que tratarse de nuevo. Imaginad lo que supone para sus hijos o para su pareja…”.

Las aplicaciones de cualquier nuevo fármaco son impredecibles, y en este caso concreto solo han dado un primer paso en la investigación contra la leucemia. De momento, ya ha sido aprobado también para tratar el Linfoma Folicular y desde Roche, todos los que forman parte de esta gran compañía trabajan cada día con una ilusión compartida: aumentar la calidad de vida de las personas.

spain

Tags: Career Blog, Spain